jueves, 26 de septiembre de 2013

Hecho en Panamá




Hoy es nuestro último día de esta visita familiar a Panamá; hemos pasado el día todos juntos, nos atrevimos a lanzarnos a las avenidas manejando un vehículo ¡ nos ha ido de lo mejor!. 

Fuimos a diferentes lugares, uno en especial que mí esposo y yo no habíamos podido visitar, Causeway un pintoresco lugar donde puedes caminar, pasear en bicicleta, pescar, es una larga senda construida con las rocas excavadas en la construcción del Canal de Panamá.

 Doy gracias a Dios por brindarnos esta oportunidad como familia. No quiero comentar mucho al respecto pues mi hija me ha reclamado el hecho de que expongo a “voz populi” los acontecimientos familiares, así que por tal motivo “me censuro”.




El domingo pasado decidimos ir a otra iglesia cercana, Nuestra Señora del Carmen, luego de una calurosa caminata de 15 minutos llegamos al lugar, salían los fieles de la misa anterior, entramos poco a poco para irnos aclimatando, la iglesia estaba fresca gracias a los aires acondicionados. No me imaginaba la hermosa sorpresa que Papá Dios me tenía. 







El Sagrario estaba ubicado en una de las naves laterales y el mural que hacía de fondo era el pasaje del Salmo 42 realizado todo en mosaicos, uno de mis salmos favoritos. ¿No es esto hermoso?

"Como ciervo sediento en busca de un río, así Dios mío, te busco a ti.
Tengo sed de Dios, del Dios de la vida.
¿cuando volveré a presentarme ante Dios?
Día y noche, mis lágrimas son mi alimento,
mientras a todas horas me preguntan:
¿Dónde está tu Dios?" Sal 42, 1-4

Barcelona, estado Anzoátegui. Miércoles 25 de Septiembre.

Aquí estamos en el oriente de Venezuela esperando el vuelo que nos llevará a Valencia, la espera será larga, el avión tiene retraso saldremos luego de las 9:30 pm, tendremos casi 12 horas de viaje, donde la espera es lo mas tedioso.

En la entrada extraviada comentaba un poco sobre mi parecer respecto a Panamá. No estoy muy clara del todo, pero poco a poco con lo que logro ver y con las anécdotas que mi esposo me va contando puedo ir vislumbrando un horizonte. Mi duda la encuentro en el nivel del sistema educativo, he visto varios colegios internacionales y escuelas públicas, pero tendré que realizar una investigación para aclarar el asunto, pues la información que he obtenido es contradictoria, unos me indican que es pésima y otros que es buena. Ya veremos.


Lo más doloroso, la partida. Esta ha sido una dura prueba, me han colocado entre los hijos y el esposo. Cuento con recursos para no caer en esta difícil situación, pero en realidad les cuento que no es fácil, no me queda más que entregar todo, alegrías y tristezas a Dios Padre, Él sabrá recibirlas con el amor con que las sobrellevo. 


Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza;
nuestra ayuda en momentos de angustia. Sal 46,2

No hay comentarios:

La Dignidad del hombre: principio básico de la enseñanza de la Iglesia

©@laregionweb Nuevamente las noticias en Venezuela nos llevan a levantar nuestra protesta ante la violación de los derechos humanos....