Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2013

Anunciando el Nacimiento del Niño Jesús

Esta Navidad ha sido algo diferente para la familia, previo a ésta, las actividades del grado universitario de la hija, me mantuvieron bastante ocupada. La situación del país y los últimos acontecimientos ocurridos en muchas empresas venezolanas me afectaron enormemente.  Mi preparación para la Navidad a duras penas pude realizarla, aunque el esfuerzo por vivirla era constante.  Me propuse realizar algo especial para el 24 de Diciembre, día en que estaríamos viajando. Se me ocurrió preparar unos Niños Jesús, como los de la Navidad pasada que realizamos con los niños de la familia. Pero en esta oportunidad los haría yo y los entregaría a las personas deseándoles una Feliz Navidad. Así que entre un día y otro preparé mis niñitos y les coloqué una tarjeta con un mensaje especial, recordando que la celebración de la Navidad es en realidad el nacimiento del Hijo de Dios. No tengo en este momento la cita bíblica que utilicé y el modelo de la tarjeta quedó en mi computadora de escritorio en…

Tarjeta Navideña 2013

¡ El Adviento... ya termina!

Han  pasado tres semanas del Adviento, y que difícil ha sido para mí estar en sintonía con este tiempo litúrgico. Indudablemente que la actividad con mis alumnos me ayudaba mucho a vivir paso a paso el calendario litúrgico.
No quería que terminara el año 2013 con la entrada anterior, así que haciendo caso a lo que se me susurra al oído me siento a escribir. Hoy el cuello me duele, el stress se está viendo reflejado allí.  He hecho un esfuerzo grande por asistir a las dos misas de Aguinaldo que se han celebrado en  la parroquia más cercana a casa, quiero tener el corazón dispuesto para la Navidad, pero las circunstancias hacen todo tan difícil.  Sin embargo, me han hecho bien, me he sentido acompañando a la Virgen María en sus últimos días de gestación.
Quisiera dar más de mí en cierto sentido práctico, pero pareciera que me quieren sentar y ponerme a pensar y reflexionar. Quiero ver la luz de Cristo, la luz de Cristo en los demás,  siento que he perdonado y el sosiego comienza a llenar …

Hoy rompo mi silencio

Han pasado en realidad pocos días, pocas semanas, pero para mí han sido horas, minutos y segundos vividos intensamente. Rompo el silencio porque he visto que ante el sufrimiento hace bien compartirlo, pues el dolor se hace llevadero y si alguien se atreve a dirigirte la palabra, éstas son bálsamo que suaviza las heridas.
Mi silencio se debió, tal vez, a ser precavida y no hablar más de lo que debía, pues ante tanta injusticia, lo que provocaba era gritar al aire ¡¡ no, no, no así Dios mío!!  Pero quién soy yo para decirle a mi Creador cómo debe moldearme.
Hoy entiendo mucho mejor todo el proceso, una purificación de la que saldremos fortalecidos.  Con nuestra fe robustecida y una total y completa entrega a la voluntad y confianza en Dios Padre, creador y protector de sus hijos.
¡El dolor!, el dolor más grande lo recibí de mis hermanos  en la fe, paralizados ante el desconcierto, dejándose llevar por afirmaciones, publicaciones que hicieron mucho daño y que frenaron las virtudes que en mu…