sábado, 28 de mayo de 2016

Amoris Laetitia, algunos apuntes.

mariauxiviqblogspot.com
Aceptando una invitación participé en una jornada de estudio sobre la Exhortación Apostólica  del Papa Francisco Amoris Laetitia. Fue una mañana muy provechosa. Les presento aquí algunas ideas que logré captar a los ponentes y que me ayudaran a seguir reflexionando sobre este documento que nos presenta el Papa.

·         Me llamó la atención a quién va dirigida esta Exhortación, entre otros aparece: “ A los Esposos  Cristianos”. Esto me pareció interesante y cautivó mi atención.

·         Se nos recomendó no leerlo como un documento doctrinal o como un libro, es decir desde la primera a la última página de forma corrida. La sugerencia es hacerlo reflexionando ya que su contenido mayormente son orientaciones, y muchas de ellas se repiten.

Contexto en el que nos ubicamos para introducirnos en la lectura de esta Exhortación:

1.       Hay un cambio de época: La Post-Modernidad. “Ni la sociedad en que vivimos ni aquella hacia la que caminamos permiten la pervivencia indiscriminada de formas y modelos del pasado” (32).

2.       El Matrimonio está en crisis. “La Biblia está poblada de familias, de generaciones, de historias de amor y de crisis familiares (8). Hay que considerar el creciente peligro que representa un individualismo exasperado que desvirtúa los vínculos familiares (33).Los padres Sinodales se refirieron a las actuales tendencias culturales que parecen imponer una efectividad sin límites,… una efectividad narcisista, inestable y cambiante que no ayuda siempre a los sujetos a alcanzar una mayor madurez.

3.       Reforma de la Iglesia. El Papa está reformando la Iglesia, no renovando. Entiéndase bien reformando, dándole nueva  forma.”Esto exige a toda la Iglesia una conversión misionera” (201).

4.       Aparece en el contexto del Año de la Misericordia. Tiene un sentido especial porque es una propuesta para las familias cristianas para que las estimule a valorar los dones del matrimonio y de la familia, y a sostener un amor fuerte y lleno de valores como la generosidad, el compromiso, la fidelidad o la paciencia. Y procura alentar a todos para que sean signo de misericordia y cercanía allí donde la vida familiar no se realiza perfectamente o no se desarrolla con paz y gozo (5)

No voy a detallar capítulo por capítulo pero les dejaré varias ideas que logré anotar y quiero compartirlas.

·         El hombre no vino a la tierra a estar solo. En el Génesis capítulo 2 nos muestra la inquietud del varón que busca una “ayuda recíproca” para resolver la soledad que le perturba y que la cercanía de los animales y todo lo creado no aplacaba. Es el encuentro con un rostro, con un tú que refleja el  amor Divino, una ayuda semejante a él que sana la soledad y  surgen la generación y la familia.

·         Esto ha sido redescubrirlo para mí, entiendo ahora esa necesidad de compartir con otro ser , de no estar aislados, solos, pues nos muestra la unión matrimonial no solamente en su dimensión sexual y corpórea sino también en su donación voluntaria de amor. Pueden leer los numerales 12 y 13 de Amoris Laetitia donde más detalladamente se reflexiona.

·         Pero también la presencia del dolor, del mal y de la violencia se nos presenta en la familia rompiendo la comunión de vida y amor y en el documento se nos habla varias veces de esta situación.  La Palabra de Dios se nos muestra como compañera de viaje para las familias que están en crisis o en medio de un dolor, y les muestra la meta del camino, cuando Dios “enjugará las lágrimas de sus ojos. Ya no habrá muerte, ni luto, ni llanto, ni dolor”( Ap21,4)

·         Nos muestra la virtud de La Ternura, clave importante para la Pastoral Familiar.

·         Se presentan varios desafíos como la falta de acompañamiento a los nuevos matrimonios en sus primeros años. Otras veces, se han presentado un ideal teológico del matrimonio demasiado abstracto, lejano a situaciones concretas (36). Y así hay varios desafíos que se nombran en la exhortación.

·         La mañana continuó con la presentación de los diferentes capítulos del documento. Se nos dijo que no hay familias perfectas y no hay matrimonios perfectos.

Me encanta que en la Exhortación el Himno de la Caridad esté presente y nos explique las características del amor verdadero.

En verdad les recomiendo ampliamente la lectura de este documento, para aquellos que llevan varias décadas de matrimonio, no dejen de leer los numerales 163 y 164.

Todo el que ama es hijo de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a Dios, ya que Dios es amor. 1Jn, 7-8




lunes, 16 de mayo de 2016

En casa... unos pensamientos.

○mariauxivi.blogspot.com
Estoy de nuevo en Venezuela, iniciando paso a paso las nuevas realidades que me toca palpar. Organizando nuevamente una rutina, continuando proyectos que quedaron sin concluir, repasando lecturas olvidadas, reencontrándome con las cosas que me rodean en casa y que me hacen sentir que estoy en mi hogar.

Los hijos no están, han iniciado el vuelo y desde mi Centro les envío todo mi amor para que ese vuelo sea pleno. Los lleve hasta donde ellos quieran y amen y sean amados.

Un abanico se abre a mis ojos, puedo abrirlo y cerrarlo hasta donde yo quiera, seguir creciendo, seguir amando desde la serenidad, desde la seguridad, desde el Amor que Dios a depositado en cada una de sus creaturas….

Poco a poco recorro los caminos, calles lugares en los cuales antes había estado, continúan allí solo que son otras personas los que los recorren. La mayoría adultos, los jóvenes no los encuentro como antes, ya no consigo a los jóvenes con sus uniformes universitarios en los caminos, en las aceras.

El oratorio continúa allí, esperando que las madres se acerquen, para eso fue construído. Un refugio de oración para las madres que oran, las esposas que oran, las hijas que oran, las hermanas que oran.

Visito esos lugares y… son los mismos… yo soy otra… con heridas profundas, cicatrices que sangran nuevamente, con deseos de amar al prójimo y todavía sin poder brindarlo. En la quietud del silencio comienzo mi oración profundizando mi relación  y dejo que sea Él el que como bálsamo acaricie mis heridas, los pensamientos pasan y pasan, alguno se queda un tiempo más hasta que… suavemente mi Palabra Sagrada lo despide.

Ha sido un día duro. Hasta aquí por hoy. El Señor cuida de mí, soy hija de Dios amada y bendecida.

Nada te turbe,

Nada te espante;
todo se pasa,
Dios no se muda.
La paciencia todo lo alcanza.
Quien a Dios tiene nada le falta.
Solo Dios basta.

La Dignidad del hombre: principio básico de la enseñanza de la Iglesia

©@laregionweb Nuevamente las noticias en Venezuela nos llevan a levantar nuestra protesta ante la violación de los derechos humanos....