domingo, 21 de agosto de 2016

Extensión Contemplativa Venezuela en Expomovimientos 2016 de la Arquidiocesis de Valencia.


©mariauxivi.blogspot.com 

En el marco del Jubileo de la Misericordia y para encontrar puntos de encuentro como Iglesia Diocesana, que se prepara a participar en el Plan Pastoral de Conjunto propuesto por la Iglesia, donde convergen cuatro ejes principales: Anuncio, Comunión, Compromiso Social y Formación, fuimos invitados como Extensión Contemplativa Venezuela, a exponer junto con movimientos y apostolados nuestro carisma, lo qué hacemos, cómo lo hacemos y cuándo lo hacemos. El evento se denominó Expomovimientos 2016.

©mariauxivi.blogspot.com. Inauguración.
Fue el momento apropiado para estrenar nuestro pendón que resume maravillosamente la información que inicialmente ofrecemos a los interesados en practicar el método de la Oración Centrante.

Todos en Venezuela conocemos los problemas de inseguridad que padecemos y esto se ha visto trasladado a nuestras prácticas religiosas, nuestras reuniones de comunidad o nuestros apostolados.  No les miento que en ocasiones cuando estoy orando con los ojos cerrados en algún oratorio, trato de resguardar mis pertenencias, pues es posible que algún momento alguien se acerque y yo pueda ser víctima de un atraco. Así estamos en este país.
©mariauxivi.blogspot.com
Luego de estar un largo tiempo sin participar presencialmente en las actividades de ECV, retomo mi servicio al Señor a través del Círculo de Servicio en Extensión Contemplativa Venezuela, continuando mi travesía y ofreciendo lo mejor de mi, con la disponibilidad y el amor que quiero entregar.

Logramos entre varios  conseguir los ingredientes necesarios para hacer “galletas contemplativas” así las bautizó el Padre Beda y las llevamos para compartir con los otros apostolados. Otra manera de que tuvieran en la mano nuestros correos electrónicos y lográramos comunicación.

©mariauxivi.blogspot.com
Al iniciar la actividad celebramos la Eucaristía donde nos acompañaron tres sacerdotes: Mons Jimenez, Padre Beda Hornung y el Padre Máximo Tovar.

©mariauxivi.blogspot.com



Miembros de movimientos y apostolados presentes en la Eucaristía.
Con entusiasmo, con Fe y llena de Esperanza me lanzo a la aventura de proclamar el gran amor de Dios. Me ama con locura y es el amor incondicional que he logrado experimentar y comprender a estas alturas de la vida.
 
Participación de Extensión Contemplativa Venezuela
"Alcanzar mas profundamente el amor de Cristo dentro de nosotros para luego manifestarlo en su plenitud al mundo, es lo que constituye el alma del camino espiritual" PTK. Invitación a Amar.



sábado, 30 de julio de 2016

El Otro


Revisando cierto lugar en un libro en particular conseguí esta nota muy peculiar, escrita a mano y con marcas que solo el tiempo y las lágrimas dejan en una hoja de papel.
La persona que lo escribe muestra el gran sufrimiento por el que pasa y nos trasmite sus sentimientos.

He aquí lo que había escrito. 
     
El Otro
El otro me miró, se fijó en mí. Se fió de mí Fe.
Yo le reté y le  ordené.

En mi corazón la soberbia se instaló y reinó en todo mí ser.
¡Qué mal lo he hecho!

Arrepentido caí a sus pies y supliqué su intervención y su ayuda.
Una cruz  me entregó, tan pesada  para llevar.

Supliqué su ayuda, oh Señor para cargarla, pero el camino se hizo largo
 Y cada vez pesaba más y más.

Los días, semanas pasaban y el dolor y el sufrimiento comenzaron a manifestarse en mi cuerpo.
¡No quiero sufrir más! ¡Ya por favor! le pedía a Dios, El Otro.

¡Bájenme de esta cruz!, suplicaba pero no me dejaban.
Sufro y sufro,¿ hasta cuando Señor?. Los pensamientos son terribles, como
puñaladas en el corazón que me desgarran.


La ansiedad se siente en el estómago como una explosión de aire caliente que sube hasta el pecho y lo acelera. Me duele cada pedazo de mi cuerpo, el dolor me dobla, me agota hasta el cansancio y solo después de mucho sollozar , las lágrimas se llevan mi agonía y caigo rendido a sus pies, los pies de El Otro, mi Dios Padre Todopoderoso.

sábado, 28 de mayo de 2016

Amoris Laetitia, algunos apuntes.

mariauxiviqblogspot.com
Aceptando una invitación participé en una jornada de estudio sobre la Exhortación Apostólica  del Papa Francisco Amoris Laetitia. Fue una mañana muy provechosa. Les presento aquí algunas ideas que logré captar a los ponentes y que me ayudaran a seguir reflexionando sobre este documento que nos presenta el Papa.

·         Me llamó la atención a quién va dirigida esta Exhortación, entre otros aparece: “ A los Esposos  Cristianos”. Esto me pareció interesante y cautivó mi atención.

·         Se nos recomendó no leerlo como un documento doctrinal o como un libro, es decir desde la primera a la última página de forma corrida. La sugerencia es hacerlo reflexionando ya que su contenido mayormente son orientaciones, y muchas de ellas se repiten.

Contexto en el que nos ubicamos para introducirnos en la lectura de esta Exhortación:

1.       Hay un cambio de época: La Post-Modernidad. “Ni la sociedad en que vivimos ni aquella hacia la que caminamos permiten la pervivencia indiscriminada de formas y modelos del pasado” (32).

2.       El Matrimonio está en crisis. “La Biblia está poblada de familias, de generaciones, de historias de amor y de crisis familiares (8). Hay que considerar el creciente peligro que representa un individualismo exasperado que desvirtúa los vínculos familiares (33).Los padres Sinodales se refirieron a las actuales tendencias culturales que parecen imponer una efectividad sin límites,… una efectividad narcisista, inestable y cambiante que no ayuda siempre a los sujetos a alcanzar una mayor madurez.

3.       Reforma de la Iglesia. El Papa está reformando la Iglesia, no renovando. Entiéndase bien reformando, dándole nueva  forma.”Esto exige a toda la Iglesia una conversión misionera” (201).

4.       Aparece en el contexto del Año de la Misericordia. Tiene un sentido especial porque es una propuesta para las familias cristianas para que las estimule a valorar los dones del matrimonio y de la familia, y a sostener un amor fuerte y lleno de valores como la generosidad, el compromiso, la fidelidad o la paciencia. Y procura alentar a todos para que sean signo de misericordia y cercanía allí donde la vida familiar no se realiza perfectamente o no se desarrolla con paz y gozo (5)

No voy a detallar capítulo por capítulo pero les dejaré varias ideas que logré anotar y quiero compartirlas.

·         El hombre no vino a la tierra a estar solo. En el Génesis capítulo 2 nos muestra la inquietud del varón que busca una “ayuda recíproca” para resolver la soledad que le perturba y que la cercanía de los animales y todo lo creado no aplacaba. Es el encuentro con un rostro, con un tú que refleja el  amor Divino, una ayuda semejante a él que sana la soledad y  surgen la generación y la familia.

·         Esto ha sido redescubrirlo para mí, entiendo ahora esa necesidad de compartir con otro ser , de no estar aislados, solos, pues nos muestra la unión matrimonial no solamente en su dimensión sexual y corpórea sino también en su donación voluntaria de amor. Pueden leer los numerales 12 y 13 de Amoris Laetitia donde más detalladamente se reflexiona.

·         Pero también la presencia del dolor, del mal y de la violencia se nos presenta en la familia rompiendo la comunión de vida y amor y en el documento se nos habla varias veces de esta situación.  La Palabra de Dios se nos muestra como compañera de viaje para las familias que están en crisis o en medio de un dolor, y les muestra la meta del camino, cuando Dios “enjugará las lágrimas de sus ojos. Ya no habrá muerte, ni luto, ni llanto, ni dolor”( Ap21,4)

·         Nos muestra la virtud de La Ternura, clave importante para la Pastoral Familiar.

·         Se presentan varios desafíos como la falta de acompañamiento a los nuevos matrimonios en sus primeros años. Otras veces, se han presentado un ideal teológico del matrimonio demasiado abstracto, lejano a situaciones concretas (36). Y así hay varios desafíos que se nombran en la exhortación.

·         La mañana continuó con la presentación de los diferentes capítulos del documento. Se nos dijo que no hay familias perfectas y no hay matrimonios perfectos.

Me encanta que en la Exhortación el Himno de la Caridad esté presente y nos explique las características del amor verdadero.

En verdad les recomiendo ampliamente la lectura de este documento, para aquellos que llevan varias décadas de matrimonio, no dejen de leer los numerales 163 y 164.

Todo el que ama es hijo de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a Dios, ya que Dios es amor. 1Jn, 7-8




lunes, 16 de mayo de 2016

En casa... unos pensamientos.

○mariauxivi.blogspot.com
Estoy de nuevo en Venezuela, iniciando paso a paso las nuevas realidades que me toca palpar. Organizando nuevamente una rutina, continuando proyectos que quedaron sin concluir, repasando lecturas olvidadas, reencontrándome con las cosas que me rodean en casa y que me hacen sentir que estoy en mi hogar.

Los hijos no están, han iniciado el vuelo y desde mi Centro les envío todo mi amor para que ese vuelo sea pleno. Los lleve hasta donde ellos quieran y amen y sean amados.

Un abanico se abre a mis ojos, puedo abrirlo y cerrarlo hasta donde yo quiera, seguir creciendo, seguir amando desde la serenidad, desde la seguridad, desde el Amor que Dios a depositado en cada una de sus creaturas….

Poco a poco recorro los caminos, calles lugares en los cuales antes había estado, continúan allí solo que son otras personas los que los recorren. La mayoría adultos, los jóvenes no los encuentro como antes, ya no consigo a los jóvenes con sus uniformes universitarios en los caminos, en las aceras.

El oratorio continúa allí, esperando que las madres se acerquen, para eso fue construído. Un refugio de oración para las madres que oran, las esposas que oran, las hijas que oran, las hermanas que oran.

Visito esos lugares y… son los mismos… yo soy otra… con heridas profundas, cicatrices que sangran nuevamente, con deseos de amar al prójimo y todavía sin poder brindarlo. En la quietud del silencio comienzo mi oración profundizando mi relación  y dejo que sea Él el que como bálsamo acaricie mis heridas, los pensamientos pasan y pasan, alguno se queda un tiempo más hasta que… suavemente mi Palabra Sagrada lo despide.

Ha sido un día duro. Hasta aquí por hoy. El Señor cuida de mí, soy hija de Dios amada y bendecida.

Nada te turbe,

Nada te espante;
todo se pasa,
Dios no se muda.
La paciencia todo lo alcanza.
Quien a Dios tiene nada le falta.
Solo Dios basta.

jueves, 21 de abril de 2016

Mis Cicatrices

mariauxivi.blogspot.com

Hay cicatrices que llevamos en nuestro cuerpo, que nos muestran lo vulnerable que somos, y  nos recuerdan momentos específicos de nuestra existencia.

Hay cicatrices que otros pueden ver, cicatrices que solo en la intimidad se pueden ver y  que el tiempo ha suavizado.

Tengo cicatrices en mi cuerpo y a estas alturas de la vida en la que ya no soy una jovencita pero tampoco soy una anciana, diría que estoy en la edad perfecta, ni verde ni muy madura, estoy en “su punto” je, je, algo elevada el autoestima, no creen?  he aprendido a ver mis cicatrices con un amor especial. Cada una tiene un significado y un momento en el tiempo.

La cicatriz de la barbilla, producto de la alegría de jugar con mis muñecas, casi imperceptible por el tiempo transcurrido, no conozco exactamente el episodio de su aparición, pero me decían que corría con una muñeca tal vez de porcelana y un tropezón me hizo caer y uno de los trozos de mi muñeca se incrustó en mi barbilla. Nadie me ha confirmado esta historia, pero en mi memoria algo así revolotea.

Mis cicatrices mas amadas y queridas, son dos que con el tiempo se han hecho más notorias, antes ni las recordaba, no eran tan perceptibles ahora paso mi mano sobre ellas acariciándolas, son las cicatrices de mis dos cesáreas, producto de mi maternidad, mis dos hermosos hijos los tuve en mi vientre, que hermoso regalo de Dios. No los tengo a mi lado ahora, pero estas hermosas marcas en mi cuerpo me recuerdan que di vida con la Gracia de Dios y que esas vidas darán vida a su vez si el Señor lo permite.

Cuando ya me acerco a los años en que llegan el tiempo del sosiego, la paz, la cosecha  miro mis cicatrices con un amor especial, le doy gracias a Dios por ellas pues no las recuerdo con dolor, sino con nostalgia. Viví y no me di cuenta.

Hay cicatrices producto de alguna cirugía como consecuencia de una enfermedad, allí están en mi cuerpo recordándome, que alguna vez alguien me cuidó y veló por mi salud.

Hay cicatrices que se encuentran en el alma y muchas de ellas todavía no sanan, cicatrices vivas que no son acariciadas, cicatrices sobre cicatrices, son las más difíciles de llevar. Solo Dios puede ayudarnos a hacerlo, solo su amor y Misericordia puede sostenernos en el dolor que nos producen y que de vez en cuando me recuerdan que mi capacidad de amar ha crecido en dimensiones que no creía poseer y que no siempre ese amor será correspondido en la misma medida. Es nuestra condición humana y Cristo nos indica que damos  y nos entregamos sin esperar nada a cambio, pero qué difícil es.



viernes, 8 de abril de 2016

Regresando a los inicios.

mariauxivi.blogspot.com

Desde hace algún tiempo ha estado presente en mi pensamiento, de una manera muy especial, nuestra madre la Santísima Virgen María. Pareciera que ante las circunstancias en las cuales me encuentro ella quería que le dirigiera una mirada. Reconozco que mi veneración hacia ella ha pasado por distintos tropiezos y aun habiendo tenido una experiencia muy hermosa con la Madre de Dios, al mirarme de una manera especial en cierta ocasión,  yo necia, no  he levantado la mirada hacia ella dándole la  atención que se merece.

Una gran necesidad de retornar al Rosario se ha hecho presente, ese que diariamente realizaba cuando salía a caminar, ya las cuentas no pasaban por mis dedos, los misterios comenzaron a olvidarse y al no conducir automóvil esa devoción dejó de repetirse como oración activa por mi alma, quien sin yo darme cuenta oraba al Santísimo desde dentro de mí. Una que otra vez trataba de comenzar y no llegaba al final.

Pero allí estaba yo, atravesando nuevamente una crisis, imposibilitada de realizar la Oración de Bienvenida, por rebeldía, y tomando un camino diferente al que se me pedía y cada vez me hundía más y más. En verdad somos necios y cumplir la Voluntad de Dios, no es tan fácil, podrás decirlo miles de veces, ¡  que se haga tu voluntad Señor!  pero en ocasiones harás lo que tú crees es lo mejor. haciendo el camino mas largo y doloroso.

Tratando de animarme a rezar en forma discursiva, me presenté en  Casa Bethania, el lugar donde viven Las Siervas de la Divina Misericordia, para reunirme con otras personas allí. Hacía tiempo que no rezaba en comunidad oraciones verbales y discursivas. Me mostraron el gran valor de su oración verbal llenando mi alma del amor de la Madre y sintiéndome abrazada por Jesús Misericordía.

Así son nuestros caminos, nuestra travesía espiritual, cuando creemos estar en lo alto, miramos hacia arriba y es mucho lo que se nos muestra, quedando todavía muchos mal peldaños por pisar.


Que nuestra Madre Amorosa, la Virgen María, bajo la advocación de María Auxiliadora me arranque de lo brazos del enemigo y me lleve a las alturas de la gran Misericordia del Padre. Amén.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...