viernes, 26 de octubre de 2018

Comunicado de Contemplative Outreach/ Extensión Contemplativa Internacional


Extensión Contemplativa Internacional


Anuncio a la Comunidad de Practicantes de la Oración Centrante
Es con profundo dolor que compartimos la noticia del fallecimiento de nuestro amado maestro y padre espiritual Thomas Keating. El Padre Thomas ofreció la última entrega de su cuerpo en la Abadía de San José, en Spencer, Massachusetts el 25 de octubre, 2018, a las 10:07 pm. Fue un modelo para nosotros de la increíble riqueza y humildad surgidas de una relación divina que, no solamente es posible, sino que ya es realidad en cada ser humano. Esa fue su enseñanza y ésa fue su vida. Ahora su luz brilla desde la altura y la profundidad del corazón de la Trinidad.

La comunidad monástica del Monasterio de San Benito se unirá a la comunidad de Contemplative Outreach y Extensión Contemplativa Internacional en una liturgia en su memoria. El lugar, la fecha y la hora de esta liturgia serán anunciados en breve. El Centro de Acción y Contemplación la transmitirá en vivo por la web y grabará el servicio para que todos podamos unirnos por lejos que estemos geográficamente.
También ofreceremos detalles acerca de una próxima vigilia mundial de 24 horas, así como sugerencias para conmemorar al Padre Thomas en las comunidades locales. Les agradecemos no llamar a los monasterios de Snowmass o Spencer.
t

El Padre Thomas nació en Nueva York en 1923 y recuerda haber sentido una atracción hacia la vida religiosa desde muy temprano. Inició sus estudios universitarios en la Universidad de Yale y se graduó, en un programa acelerado, de la Universidad de Fordham. Cuando asistía a la universidad, el director espiritual de un campamento de verano donde él trabajaba llevó a los consejeros al monasterio trapense Nuestra Señora del Valle, en Rhode Island, al que se incorporó el Padre Thomas en 1944. Fue ordenado como sacerdote en 1949. En 1958 fue enviado a Snowmass, Colorado, como superior y responsable de la construcción y la administración del nuevo monasterio de San Benito. en 1961 regresó a la Abadía de San José, donde sirvió como Abad por veinte años. Durante esa época, fue invitado a Roma en 1971, tras el Concilio Vaticano II, donde el Papa Pablo VI le pidió a los sacerdotes, obispos y teólogos que renovaran la tradición contemplativa cristiana. Como respuesta a ese llamado, el Padre Thomas, junto con William Meninger y Basil Pennington, se basaron en la antigua práctica de la Lectio Divina y su movimiento hacia la oración contemplativa, o descanso en Dios, para desarrollar la práctica de la Oración Centrante. La idea original era llevar las prácticas contemplativas del monasterio a la comunidad cristiana más amplia, enseñándolas a sacerdotes y, finalmente, a los laicos. Después de 20 años como Abad, el Padre Thomas renunció y regresó al monasterio de San Benito, donde se dedicó más plenamente a transmitir la dimensión contemplativa del evangelio al público en general mediante la fundación de Contemplative Outreach en 1984.

Otro fruto del Vaticano II fue que a los católicos se les dio permiso y se les animó a reconocer la labor del Espíritu en otras religiones. En Dios es Amor: el Corazón de Toda la Creación, el Padre Thomas afirma: “Ninguna religión es capaz de contener la totalidad de la sabiduría de Dios, que es infinita.” Uno de los legados más importantes del Padre Thomas es que, por más de 30 años, convocó a un diálogo interreligioso en San Benito, conocido luego como las “Conferencias de Snowmass.” Fue un intento de diálogo y comprensión de las contribuciones de las tradiciones espirituales de todas las religiones y de concluir con las actitudes culturales que conducen a la separación y la violencia.

Como muchos de ustedes saben, el Padre Thomas viajó por todo el mundo, enseñando a los laicos y a comunidades acerca de la tradición contemplativa cristiana y la experiencia psicológica de la travesía espiritual. Una vez le dijo a Mary Clare Fischer, reportera de 5280 Magazine que él pensaba que lo más difícil de su compromiso con la vida monástica sería su separación del mundo exterior, puesto que “Yo sentía un gran deseo de compartir los tesoros que había encontrado en el camino hacia una relación más profunda con Dios.” Su obra cumbre, las conferencias tituladas La Travesía Espiritual, es una manifestación de ese deseo.

En la última década de su vida, el Padre Thomas dijo: “Estoy en un punto en el que no deseo hacer nada, excepto la voluntad de Dios, y ésa puede ser que no haga nada. Pero no hacer nada es una de las actividades más grandes que hay y ¡toma una sorprendente cantidad de tiempo! Cualquiera que sea el tiempo que sobre de cada día, es una oportunidad para que Dios se haga cargo de mi vida más completamente, a cada nivel y en cada detalle.” (Dios es Amor: El Corazón de Toda la Creación).

Pat Johnson, su amiga de muchos años y una de las fundadoras del ministerio de retiros en el Monasterio de San Benito, tuvo una conversación reciente con el Padre Thomas en la cual él le expresó agradecimiento por su servicio a Contemplative Outreach durante muchos años. Pat dice: “Aquí tenemos a este hombre, al final de su vida, experimentando dolor, y todavía devolviéndolo todo al universo. Si alguna vez tuve un ejemplo de lo que significa amar incondicionalmente, este momento fue un enorme ejemplo. La grandeza de su entrega, la grandeza de su humildad, me dejaron sin ningún sitio al que acudir, sin nada que hacer, y el reconocimiento de que no hacer nada toma mucho, mucho tiempo…¡Qué modelo tan maravilloso es él para todos los que tratamos de transitar nuestras vidas con gracia y fuerza!”

El Padre Thomas nos confía ahora la difusión de su mensaje de amor y transformación, nos invita a continuar transmitiendo las riquezas de la dimensión contemplativa del Evangelio y del método de la Oración Centrante a las generaciones futuras. Justamente antes de que Jesús fuese llevado más allá de sus discípulos, tras su pasión y resurrección, él les dijo:
 —“No les toca a ustedes conocer la hora ni el momento determinados por la autoridad misma del Padre ... Pero, cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra. Habiendo dicho esto, mientras ellos lo miraban, fue llevado a las alturas hasta que una nube lo ocultó de su vista”. (Hechos 1: 7-9)

El Padre Thomas ahora está oculto a nuestra vista.  Abrámonos más que nunca a la presencia de la Trinidad que nos habita, profundizando nuestra unidad en la oración y el servicio. Continuemos perseverando en nuestro consentimiento a la presencia y la acción de Dios en nuestro interior y entre nosotros, y permitamos que la inspiración y el aliento de Dios nos muevan y guíen cuando buscamos encarnar y entregar los dones que hemos tenido el privilegio de recibir.

Con profunda gratitud y corazones abiertos y adoloridos,
Contemplative Outreach y Extensión Contemplativa Internacional

No hay comentarios:

El amor de Dios y la Patria herida

Para los venezolanos y sobre todo los que nos encontramos fuera del país, nuestra sensibilidad   por el  amor a la Patria esta siempre...