Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2013

Hoy he dejado de ser “La Profe”

Han sido momentos de mucha alegría y también de mucha tristeza, dejo una actividad que me mantuvo activa día a día a lo largo de los últimos 5 años. Aprendí muchas cosas, me sentí útil de mil formas, me ejercité físicamente y espiritualmente. La mayor satisfacción,  el deber cumplido, el gozo de sentirme amada, de estar haciendo lo que Dios me pedía; de estar en la presencia de Dios la mayor parte de la mañana, de hablar de Papa Dios, de hacer misioneros a niños de 3, 4, 5 y 6 años; de enseñar ha santiguarse, de cantar y hacer mímica al mismo tiempo, de rezar y colorear.

Hoy he dejado de dar clases en el colegio, ya no seré” la profe de valores” o” la profe que sabe de Dios”. ¿Tristeza? la hay pero al mismo tiempo una alegría inmensa pues he visto, he vislumbrado lo que Dios Padre tiene para la familia y me lo ha mostrado de una manera que me llena de gozo pues es la alegría y felicidad de otros.

Les prometí a las maestras del Preescolar que mis palabras de agradecimiento las haría a tr…

Mi Medalla de San Benito

Hoy celebramos a San Benito Abad; para mí es una fecha muy especial pues es el fundador de la Comunidad Benedictina y nuestro Asesor Espiritual en Extensión Contemplativa Venezuela pertenece a esta Comunidad, el Padre Beda Hornung.

Siempre llevo la medalla de San Benito conmigo, ya que cuelga de un llavero, pero en ocasiones,  cuando voy a evangelizar en el colegio llevo una sobre mi cuello. Me ha acompañado esta medalla a lo largo de los casi 5 años que ofrecí mi servicio al Señor en ese lugar.
En ocasiones era la color bronce en otras usaba la  plateada. A los niños le llamaba mucho la atención, me preguntaban si era Jesús, les hablaba de la cruz y ellos comenzaban a reconocer las letras que circundaban esa cruz.

Creo que debe tener un significado especial ese hecho de llevarla por tantos años. En estos momentos cuando ya los días de finalizar mi servicio en el colegio están llegando a su fin, no la llevo tan seguido sobre mi cuello.

Mas cambios en mi y en lo que me rodea se avecin…