jueves, 13 de enero de 2011

¡No soy docente, soy evangelizadora!

Docentes de Preescolar
Desde hace 3 años participo directamente en la celebración del día del Educador en un colegio. De ser una Gerente de mi hogar pasé a ser una Docente en el área de Educación Religiosa Escolar a nivel de Primaria. Hacía un año que había terminado un Diplomado en Formación Docente  veía que ésta podía ser la forma de ingresar al mercado laboral luego de tener mas de 20 años de graduada, pensaba que podía trabajar en mi área profesional, biología, ecología, algo cuyo tema fuera ambiental, pues en varias ocasiones había sido invitada en la escuela de mis hijos a dictar pequeñas charlas a los niños.
Lo que menos me imaginé era que Papá Dios me preparaba para que fuera a darlo a conocer hablando de Él a "niños" así fue como llegué al colegio donde trabajo actualmente. Mi formación como laica, el componente docente y el hecho de llamarme Maria Auxiliadora ayudaron a que formara parte del personal docente de un colegio laico que sigue el sistema Preventivo Salesiano de San Juan Bosco.

El principio fue duro, pues para mi tener una audiencia de niños era algo que no me lo esperaba, y qué decir de los pre-adolecentes hay que inventárselas mucho para captar su atención. Al año siguiente me ofrecieron las horas de clases también para los chiquitines del preescolar, fue un reto, en verdad!!!! Pero ya estoy en mi segundo año acompañando a estos pequeñitos en el descubrimiento de su fe. Este año escolar disminuí las horas académicas, sentía que necesitaba tiempo para mi familia , y para mi formación, de no ser así no pudiera estar escribiendo este blog, pues el tener mas de 300 alumnos fue muy agotador.
Cuando me preguntan por mi ocupación  respondo "soy docente", pero en el fondo de mi corazón ese puede ser el título que aparece en una nómina pero en ocasiones corrijo y respondo" soy evangelizadora".
He notado en muchas de las clases como las maestras y auxiliares prestan atención a lo que les digo a los niños; a veces mis palabras van dirigidas a ellas y ocasionalmente dejo olvidado alguna lectura, algún folleto o algún pequeño trabajo, que  pueden leer y de esa manera hacerles  llegar la palabra de Dios.
Hoy celebramos el Día del Educador, premiaron a los Docentes del año en los distintos niveles, y recibimos un pequeño homenaje de parte de todos los alumnos. Hoy me sentí querida por ellos, uno de los mas pequeñitos me llamaba: "Jesús, Jesús", recordé como el año pasado me identificaban como "la maestra que habla de Dios". Me da tanta ternura escucharlos, que me derrito al abrazarlos. ¡Que hermosos consuelos!

En el nombre del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Amén

1 comentario:

Xhonane Olivas dijo...

¡Felicidades Mariauxi! Me encantó tu reflexión, pues tienes mucha razón, ¡somos evangelizadores y misioneros! Que Dios te siga usando para ayudar a todos esos pequeñines y colegas a amarlo más cada día!!! Con cariño : )

La Dignidad del hombre: principio básico de la enseñanza de la Iglesia

©@laregionweb Nuevamente las noticias en Venezuela nos llevan a levantar nuestra protesta ante la violación de los derechos humanos....