viernes, 18 de noviembre de 2011

Nuestra Señora De Chiquinquirá

Hoy celebramos todos los Zulianos (Zulia, uno de los estados de Venezuela) el día de nuestra patrona, la Virgen de Chiquinquirá. Para este día Maracaibo debe estar toda engalanada y llena de júbilo.

Hace 25 años que salí de esta tierra petrolera y fronteriza de manera que espero no haber perdido su idiosincrasia. Muchos me preguntan qué de donde soy pues mi acento no es el típico maracucho. Supongo que es la mezcla de un acento colombiano y uno maracucho, al tener padres con esas nacionalidades. El convivir con costumbres de ambos países hizo que muchas veces no supiera distinguir que era de Venezuela y que era de Colombia. A pesar de vivir en Venezuela, conocía mucho mejor a Colombia pues las vacaciones escolares las pasaba allá. A medida que fui creciendo ya la diferencia no llegó a ser mucha.

Pero volvamos a lo que quiero mostrarles. He heredado de la familia un  pequeño retablo colonial de la Virgen de Chiquinquirá. He querido reconstruir la historia de cómo llegó el retablo a la familia pero no ha sido posible. La última vez que conversé con una tía paterna, no recordaba a que retablo me refería.

Le oí a mi padre  contar que había rescatado el hermoso cuadro de una iglesia de un pueblo, donde mi abuelo lo había prestado para ser venerado . Cuenta mi padre que le habían clavado una alcancía de madera y lo tenían en un pasillo de la iglesia. Indignado por el trato que le habían dado al hermoso cuadro, pidió al sacerdote que se lo devolviera  y éste así lo hizo.


El cuadro estuvo en la sala principal de mi casa desde que recuerdo, luego de llevarlo a restaurar a un artista francés que vivía en la ciudad. Recuerdo haber visitado a este artista varias veces junto con mi padre. Para que no se nos olvidara lo que  sabía del cuadro, mi padre escribió detrás de este sus características.

Hoy el cuadro ocupa un lugar especial en mi hogar, y siempre que salgo de viaje es la Virgen de Chiquinquirá quien se queda encargada de velar por mi familia. Es un pedacito de Maracaibo, mi ciudad natal, la ciudad de mi niñez y juventud.

La Santísima Virgen un día  me enseñó que su fortaleza, humildad y caridad debía imitar, le pido me enseñe a seguirla en sus virtudes y me acompañe hasta llevarme a la presencia de su Hijo.
En el nombre del Padre , del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Como Colombiana sintamonos orgullosos de nuestra advocacion de la virgen del rosario de chiquinquira, y que a nosotros y a la virgen le den la rosa de oro
con todo el debido respeto los dominicos agilicen los tramites en el vaticano pidan la rosa de oro para la virgen del rosario de chiquinquira

La Dignidad del hombre: principio básico de la enseñanza de la Iglesia

©@laregionweb Nuevamente las noticias en Venezuela nos llevan a levantar nuestra protesta ante la violación de los derechos humanos....