domingo, 28 de noviembre de 2010

Profe: ¿es usted una santa?

Corona de Adviento

Leyendo al Padre Roberto Visier en  La hora de la verdad http://horadeverdad.blogspot.com/2010/11/minoria-creativa.html me hace pensar sobre mí actuar, soy minoría sobre la cual muchos ojos dirigen sus miradas, trato de ser lo que me pide Jesús, es una carga  dulce y llevadera, la carga que me ha puesto Dios Padre y que sabe que puedo llevar. A veces pienso que doy pasos hacia adelante y otras veces hacia atrás, muchos. Pareciera que planificara una estrategia y alguien me empuja y me detiene, paso a paso.

Comienza el Adviento, y es otro tiempo litúrgico de evangelización en el metro cuadrado que me corresponde, cristianizar muchos símbolos, enseñar, dialogar, responder con un silencio o a veces con una sonrisa a un niño que hace preguntas sobre Santa, y los regalos del Niño Jesús. Hace poco se me acercó uno de mis alumnos y me dijo: “Mi mamá me dijo que  el Niño Jesús no le trae regalos a los niños que se portan mal, que le preguntará a usted para que viera que era cierto” ¡Santo Cristo por qué los padres me ponen en estas situaciones! No tengo muy claro cuál debe ser mi posición ante preguntas sobre la existencia de Santa o los regalos del Niño Jesús, he lanzado algo sobre San Nicolás diciéndoles que era un santo Obispo, sacerdote, los pequeñitos no me entienden mucho,  trato de sembrar en mis alumnos el verdadero sentido de la Navidad, en las últimas clases quedaron mudos cuando les dije que era el cumpleaños del Niño Jesús y nadie le llevaba regalos, sino que le pedían regalos al cumpleañero, quedaron todos muy pensativos…. Lucho contra el consumismo y la publicidad que desborda las cabecitas de los niños, pero que felices se ponen cuando me ven llegar al salón de clases con la Corona de Adviento. Para muchos solo tienen ese momento de oración, les indico que debemos prepararnos para recibir al Niño Jesús en nuestros corazones y así pueda conseguir una cuna calentita donde recostarse.
A veces las mismas familias no ayudan mucho pues digamos que tienen su propia manera de vivir la Navidad. Este año opté por enseñarles un villancico español, pues los aguinaldos venezolanos ya los saben, y como muchos tienen abuelos españoles, les ha encantado los Peces en el Río.

Me han preguntado: ¿profe es usted una santa? Les he respondido, con cara de preocupación, no, no lo soy me gustaría llegar a serlo y tú también puedes serlo, ¿me acompañas? 

Termino diciendo, sí, soy minoría, en el colegio, me ha tocado batallar, pero que feliz me siento cuando a mi lado va Cristo  que va mostrándome el camino que debo tomar en la encrucijada que se me presenta.

5 comentarios:

Xhonane Olivas dijo...

¡Qué hermosa reflexión Mariauxi! ¡Que Dios te siga utilizando como instrumento de su amor con esos pequeñines! ¡Qué maravilla que puedas compartirles de nuestra fe y de nuestras tradiciones!! ¡Ánimo! ¡Tú ya eres misionera!

Beda Hornung dijo...

Bien María Auxiliadora. Necesitamos gente como tú que está al pie del cañón, con unos niños en este caso. Aunque parece que, a veces, no entienden mucho, y el ambiente familiar que los rodea, ahoga la palabra sembrada; pero, ¿Quién sabe si ellos recuerdan estas palabras, y comienzan a germinar? - ¡cuando nosotros estemos bajo tierra! Estamos para sembrar, no necesariamente para cosechar.

Angelo dijo...

Una preciosidad de testimonio. Me ha encantado la foto que acompaña al post. Pocas veces he visto una virgen embarazada y además en una corona de adviento tan original. Me ha encantado. Gracias
Feliz y santo adviento

Maria Auxiliadora dijo...

¡Para gloria de Dios todo!
Xhonane mi nueva amiga del ciberespacio,tu formas parte de lo que hago por evangelizar.

Padre Beda, gracias por su visita, tengo presente sus palabras, pues algo de agrónomo debe haber todavía en mi interior, sólo siembro, otro regará y cosechará, pues solo estoy de paso.

Angelo,la foto es de mi autoría, en la Iglesia Nuestra Señora de Guadalupe en Panamá, me encanta vivir la liturgía y observar los símbolos litúrgicos y religiosos en los lugares que visito. Esta Corona me recordaba el Árbol de Jesé.

Adriana Fonseca dijo...

Que lindo!!! Que bendición para esos niños y sus familias contar contigo como guia. Quiza no capten la totalidad en este momento, pero alli les queda la semilla, y germinará en algunos, ojalá que en muchos.
Abrazos, y FELIZ VERDADERA NAVIDAD!!!

La Dignidad del hombre: principio básico de la enseñanza de la Iglesia

©@laregionweb Nuevamente las noticias en Venezuela nos llevan a levantar nuestra protesta ante la violación de los derechos humanos....