miércoles, 8 de septiembre de 2010

La Oración Centrante

Una de las motivaciones que mas me entusiasmaron para iniciar este blog fue el encontrar una gran cantidad de información sobre la Oración Centrante que no corresponde con la realidad, conseguí  "consultorios espirituales" que utilizan esta oración como una herramienta de sus tratamientos dándole un matiz no cónsono con lo que en realidad es. Algunos otros alterando totalmente el método y convirtiéndolo en algo Nuera Era no de acuerdo con sus bases teológicas verdaderas.

Dedicaré varios post a tratar de aclarar el asunto, para ello tengo la autorización del Padre Beda, sacerdote Benedictino, quien desde unos cuantos años lleva de la mano unas pequeñas comunidades que practicamos la Oración Centrante.
Para mi esta oración me ha permitido sentirme más hija de Dios, me ha permitido conocer la esencia de lo que en realidad soy o debería ser la mayoría del tiempo, me ha permitido encontrar y conocer lo que hay en lo más profundo de mi ser, que no es más que la presencia de Dios, allí en mi centro. Somos su imagen y semejanza.
Necesitaba aquietarme un poco, la Marta que hay en mí, no pensaba más que en el servicio que agradaba a Dios y trataba de complacerlo siempre, a Dios no se le dice "No" me repetía muchas veces. Mi "María" quedaba resumida a unas oraciones, discursivas y mentales, sentidas, si y desde el corazón pero sentía que faltaba algo. Ese algo descubrí que era el silencio "silencio" pero no para escucharme a mí, o  mis pensamientos que a veces lo que hacen es no ayudar en nada, necesitaba el silencio para ESCUCHAR Y DEJAR ACTUAR A DIOS  en mi interior.
Así fue como llegué a la Oración Centrante, investigué y pregunté. Comencé a practicarla y a formarme leyendo los libros de la Nube del no saber,  Mente Abierta Corazón Abierto, la Condición humana, Intimidad con Dios y todavía me faltan más, estos últimos del Padre Thomas Keating. Formo parte de una pequeña comunidad eclesial que se reúne semanalmente para practicar la Lectio Divina monástica y la Oración centrante y es así como ya le he oído a varios sacerdotes que el futuro de la Iglesia está en las pequeñas comunidades eclesiales, así como se reunían los primeros cristianos.
Llevar 4 años de práctica, con sus altibajos ha sido una hermosa experiencia, el compartir momentos de soledad, silencio y servicio puedo decir que es el mejor estado en que puedo darme a Dios y a mis hermanos.
Confío en que los llamados a tener esta relación íntima con Dios Padre podamos aportar poco a poco la unión,  tolerancia , solidaridad y respeto entre todos.

5 comentarios:

Adriana Fonseca dijo...

Gracias por este espacio para el aprendizaje. Muy buena tu primera entrada. Sigue adelante!!!

Beda Hornung dijo...

¡Bien María Auxiliadora! Estos son los testimonios que necesitamos. Contra un testimonio no hay argumento. Bracias por tu caminar con nosotros. Sigue fiel al Señor. - Beda

Beda Hornung dijo...

Gracias, María Auxiliadora. Necesitamos estos testimonios. - Un saludo, Beda

Maria Auxiliadora dijo...

Gracias P. Beda por la visita. Gloria a Dios por tenerlo como instrumento. Está en mis oraciones.

Adriana, gracias por el ánimo, trataremos de hacerlo lo mejor posible.

Gabriel Mércuri dijo...

Me encantó tu post!
Adelante con tus testimonios.
Paz y Bien.

Gabriel,
Argentina
http://elmeditadorcristiano.blogspot.com/

En el día del Educador

©mariauxivi.blogspot.com Me asomo por esta ventana al mundo, luego de  muchos meses de ausencia. Espero hacerlo más asiduamente y no de...