viernes, 6 de noviembre de 2015

He llegado a República Dominicana 1/2

©mariauxivi.blogspot.com

Hace semanas que me encuentro en República Dominicana, quiso el Señor que pisara estas tierras casi al mismo tiempo en la fecha que Cristóbal Colon llegara a América y las posiciones que tomamos ante este hecho me ponen a pensar, unos a favor otros en contra. Somos libres de pensar así que solo colocaré estas dos imágenes que me llegaron, dos posiciones diferentes.



 Me ha interesado ver y conocer la historia de esta isla, La Hispaniola, entiendo ahora parte de sus problemas políticos y sociales.  He tenido una visión un poco más amplia, más allá de lo que los medios de comunicación podían mostrarme para concretar una idea de país en mi parecer.

 He compartido con personas de gran sencillez, con un don de gente maravilloso, la hermandad y amistad de Cristo desde un primer momento. También  me he rozado con la pobreza extrema que se encuentra en diferentes sitios de la  ciudad de Santo Domingo, una ciudad enorme en pleno Caribe. Los dominicanos han resultado ser gente muy amable y servicial.

Buscando un lugar donde asistir a misa diaria llegue caminando desde casa al Seminario Matter Redentoris, muy hermoso lugar con unas instalaciones modernas y unas aéreas verdes a sus alrededores. Al ver el altar pude constatar la presencia de una comunidad del Camino Neocatecumenal.

©mariauxivi.blogspot.com.Seminario Matter Redentoris. Santo Domingo.
 De camino al Seminario siguiendo indicaciones conseguí una casa, tenía un letrero que decía “Casa Bethania” resultó ser la casa de la Congregación Siervas y Siervos de la Divina Misericordia congregación fundada por la Madre Clara Rosa en Colombia y extendida a República Dominicana. Fueron 40 minutos que por ser la primera vez los hice con gran temor y observando todo lo que el camino me mostraba, pero en verdad les digo que el sol y el calor pudieron más y ganaron la partida, solo logré hacerlo una vez más. Pero como el Señor sabe de mis debilidades se encargó de conseguirme transporte, así conocí a Irma, una señora de unos 65 años que en su vehículo pasó a buscarme la última semana que estuve en República Dominicana y así junto a otra amiga realizábamos adoración al Santísimo junto con la Hermana Benita.

©mariauxivi.blogspot.com

©mariauxivi.blogspot.com
La pequeña comunidad atiende a la población en pobreza extrema de los alrededores, allí se reúnen niños, jóvenes y adultos donde son atendidas sus necesidades espirituales y materiales. Tuve la oportunidad de compartir con los niños. ¡Qué diferentes necesidades! el Señor me mostraba otra cara de la catequesis, con niños con una imagen de Dios muy distorsionada donde ganarse el corazón de cada uno de ellos es el primer paso para poder hablarles de la bondad de Dios. Fue una experiencia donde pude constatar las grandes necesidades que existen y los remedios que Dios Padre va colocando, a manera de semilla que se esparce y da fruto, poco a poco regando, dando amor, haciéndose sencillo y abierto  a los demás podemos llevar la Palabra de Dios y su amor.

©mariauxivi.blogspot.com
Estos últimos meses he podido conocer otras culturas, personas, idiosincracias, ilusiones, maneras diferentes de hablar el español, he sido valiente caminando sola, y presentándome en comunidades eclesiales venciendo la timidez y así he logrado hacer amigos, sentirme acompañada, continuar mi formación, dar y recibir inmerecidamente. Hay tantas cosas por hacer y solo si se aprovecha el tiempo, las circunstancias y todo lo que Dios Padre pone a tu disposición podrás combinar diversión, viajes, formación y evangelización.

Las Terrenas. República Dominicana.
"En todo Glorifiquemos a Dios" Lema de Siervos y Siervas de la Divina Misericordía.












No hay comentarios:

La Dignidad del hombre: principio básico de la enseñanza de la Iglesia

©@laregionweb Nuevamente las noticias en Venezuela nos llevan a levantar nuestra protesta ante la violación de los derechos humanos....