domingo, 11 de agosto de 2013

Julio, ¡ Un mes difícil !

Equipo San Pablo Apóstol del MCC
Durante todo el mes de Julio sucedieron muchas cosas que me han llevado a ir cerrando círculos , etapas o momentos, como quieran llamarlos.
He cerrado mi etapa como docente en un colegio, muchas veces me preguntaba si estaba haciendo lo correcto al anunciar mi terminación de contrato. Había tomado la decisión a principios de año, pero no estaba muy segura. ¿Será pereza apostólica?, ¿mis facultades están fallando? ¿le haré caso al doctor? Habían muchas justificaciones, hasta que llegó la noticia: " He aceptado un trabajo fuera del país", nos dijo mi esposo a la familia. Era la oportunidad que se nos presentaba para que nuestros hijos luego de graduarse en la universidad pudieran seguir creciendo en muchos aspectos,  veíamos que tiempos difíciles se avecinaban en nuestro país.

Esta noticia me aclaró completamente toda duda sobre la culminación de mi  trabajo. Me sonreía al ver como Dios Padre me indicaba que era lo que Él quería que hiciera. Días más tarde leyendo un correo de una lista de estudio, al final del mismo había una cita que decía lo siguiente:

"Cuando Jesús no es mas que un conjunto de noticias, de dogmas o de herejías, alguien del pasado, una memoria, no una presencia, se queda en un personaje. Es necesario convencerse de que Él está vivo y presente. ES MÁS IMPORTANTE HABLAR CON ÉL QUE HABLAR DE ÉL." (Fr Rainero Cantalamesa, O.F.M.Cap,diciembre de 2009)

De vuelta a mas tiempo para la lectura y mi grupo de estudio al cual le dedicaba menos tiempo del que quería.

Ven como al vivir en la presencia de Dios en todo momento, Él se manifiesta de las maneras mas insospechadas. Así lo veo yo, en todo momento en todo lugar; nos lo decían en el catecismo.

Comenzaron a cerrarse los círculos en los diferentes ambientes por los cuales me muevo. En el colegio, en el Movimiento de Cursillos (MCC), en Extensión Contemplativa, en el Blog...
Les contaré el regalo hermoso que me dio Dios Padre y que lo considero un cierre en mi servicio a través del MCC, aunque hay algo pendiente que cuando concluya les hablaré.

Mis hermanos de apostolado del MCC me solicitaron que expusiera en una reunión de equipos (Ultreya) el tema, y ¿a qué no se imaginan cuál era el tema propuesto? nada mas y nada menos que " El trabajo como medio de Santificación", ¿qué les parece? llevaba reflexionando semanas el asunto, revisaba mi actuación a lo largo de 5 años de trabajo, dejaba la siembra para que otros continuaran. Por último, la entrada del Blog Corazón Eucarístico de Jesús, del Padre Javier Sanchez,  sobre "Apostolicam actuositatem":lineas de fuerza para el laicado,  interpelaban mi incertidumbre a aceptar.


Ser la ponente  y culminar de esta manera mi servicio a Dios Padre no iba a ser sencillo. No fue fácil preparar el material. Los testimonios que quería dar, llenaban de lágrimas mis ojos. Ya las despedidas habían comenzado en el colegio con las maestras y auxiliares y mi ánimo estaba muy sensible. Ademas lo mas importante, mi esposo partía de casa días después, no estaba nada fácil el pararse delante de personas y hablarles de lo que habían representado ser un Testimonio de vida cristiana en un colegio laico y los 27 años como gerente de un hogar.

 Quise involucrar  en la charla a un joven docente a quien había llevado a Cursillo semanas atrás y él preparó la presentación  en Prezi con el material que le indiqué. Seguro que continuará la labor evangelizadora que había comenzado a través de los grupos del colegio en las redes sociales.


El día de la presentación de la charla, poco después de comenzar  pude ver llegar a una persona ¡que me alegró tanto verla !, era con quien habíamos comenzado mi esposo y yo nuestra vida de servicio hacía 20 años atrás, cuando nuestros hijos estudiaban en el mismo colegio. Pero no solo estaba ella, habían otros mas que formaban el grupo de Jornadas para Padres. Fue muy emocionante para mi, verlos a ellos, abrazarlos, teníamos tiempo sin vernos, era como concluir algo hermoso, todos los que había formado parte de dos apostolados que me permitieron crecer como persona, los reunía Papá Dios para agradarme. ¡Gracias Dios Padre, como me amas.!

Jornadas para Padres Año 2004
De esta manera cierro círculos, estos días no han sido fáciles, tengo miles de cosas en que ocuparme, pero la ausencia hace que los pies sean mas pesados, que el café de la mañana sea horrible ( mi esposo lo preparaba) que las panquecas me queden como crepes, que la cesta de ropa para planchar esté vacía, que a la misa diaria vaya sola. Con la esperanza de reunirnos pronto y sabiendo que aceptando la Voluntad de Dios nos santificaremos.

"Iré donde tu vayas, y viviré donde tu vivas. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios será mi Dios" Rt 1,16 

2 comentarios:

Pilita en: Mis cositas y yo desde aquí... dijo...

Querida María, solo puedo decirte algo que una religiosa hace muchos años me dijo en un momento crítico de mi vida:
DIOS SOLO QUIERE QUE SEAS FELIZ, y por eso ha preparado el camino de esta manera, manera que mereces con creces, el dolor existe, los recuerdos incluso duelen, pero es una nueva etapa, preparada para tí y tu familia y es hora de irte por otros rumbos, a otros caminos y a seguir evangelizando, quién sabe que tarea trae nuestro Padre que tanto te ama para ustedes.
Buen viaje amiga y que no duela tanto, porque se lo que es.
Abrazos

Unknown dijo...

Amiga ANIMO!!! Siempre con el alma vestida de Gracia, llena De Colores!!

En el día del Educador

©mariauxivi.blogspot.com Me asomo por esta ventana al mundo, luego de  muchos meses de ausencia. Espero hacerlo más asiduamente y no de...